A partir de estas definiciones, podemos establecer los valores, los que constituirán las guías fundamentales de nuestro actuar que destacamos y deben ser vivenciados, enseñados y fortalecidos en forma transversal, compromiso y responsabilidad no solo de los educadores sino de toda la comunidad educativa.

Responsabilidad: Se trata de una característica positiva, entendida por el cumplimiento de las obligaciones, o el cuidado al tomar decisiones o realizar algo, como también asumir las consecuencias que tengan las decisiones y responder ante quien corresponda en cada momento, ejerciendo sus derechos y desempeñando sus obligaciones.

Verdad: Está asociado con la conformidad de lo que se dice con lo que se piensa o siente, el compromiso con la verdad constituye un valor fundamental para los integrantes de esta unidad educativa y encuentra en el hogar y en el colegio los ámbitos naturales para su formación.

Compromiso: Entendida como la responsabilidad para asumir las obligaciones, acuerdos, tareas y actividades, entre otras, en las que se ha asumido algún compromiso y/o acuerdo de cumplimiento.

Respeto: Es uno de los valores morales más importantes del ser humano, pues es fundamental para lograr una armoniosa interacción social. Para ser respetado es necesario saber o aprender a respetar, a comprender al otro, a valorar sus intereses y necesidades, nace de un sentimiento de reciprocidad, se trata de no discriminar ni ofender.

Solidaridad: Persigue enseñar a concretar el amor al prójimo que debe caracterizar a los estudiantes, se entiende como la capacidad de entregarse a otros individuos pensando en estos como semejantes, apoyar y /o colaborar frente a la dificultad y/o necesidades de otros, precedido por un sentimiento de empatía.

Confianza: Persigue lograr la confianza en uno mismo y también la confianza que los demás tienen de nosotros. La confianza hace que la persona llegue más fácilmente a sus metas. Por otro lado, la confianza mutua con los compañeros ayuda a generar una convivencia adecuada para el entorno de cada persona.

Colaboración: Busca que los miembros de la comunidad educativa se apoyen mutuamente en la búsqueda del desarrollo personal y del bien común. Se requiere entonces, recuperar el sentido de la cooperación, imponiéndolo sobre la competitividad derivada del individualismo, fortaleciendo el trabajo en equipo.

Saltar a la barra de herramientas